Mi novio se empeño en grabarnos follando

amateur jovencitas- Al principio la idea de mi novio de grabarnos con una cámara casera mientras teníamos sexo no me hacía mucha ilusión, pero a medida que íbamos desnudándonos y empezábamos con juegos sexuales y sexo oral, cada vez que miraba a la cámara me iba poniendo más cachonda, hasta tal punto que ahora puedo reconocer este polvazo como uno de los más excitantes de mi vida.

Masaje con polvazo final

folladas jovencitas- Una amiga mía me recomendó que fuera con su masajista a recibir un masaje en el cuello, que últimamente lo tengo cargado, así que como no tenía nada que perder decidí probarlo y tengo que reconocer que ha sido una experiencia maravillosa… No precisamente por el masaje, más bien por el “pedazo” de polvo que me regaló el masajista, que por cierto, estaba muy bueno.

Mi primera vez fue con un hombre jubilado

jovencitas y viejos follando- Se que todas las chicas de mi edad verían esto como algo fuera de lo normal, pero me surgió la oportunidad de hacerlo con un abuelo jubilado, y con las ganas que tenía de probar el sexo, que mejor que hacerlo con un señor con mucha experiencia.

El sexo anal es puro placer

sexo anal jovencitas- Cuando hablo con mis amigas, todas las que han probado el sexo anal me dicen que no les termina de gustar y que hay momentos donde lo pasan mal… yo debo ser diferente a la mayoría, porque para mi, no hay nada más placentero en el sexo, que sentir una buena polla perforando mi culo estrecho.

Desvirgada por mi tío

desvirgadas jovencitas- Todas mis amigas ya habían tenido sexo en alguna fiesta o con sus novios, y yo era la única virgen… así que con mis dos ovarios decidí ir a casa de mi tío, con el que tengo mucha confianza, y le pedí el favor de que fuera él el encargado de desvirgarme.

Mi nuevo compañero de trabajo tiene un pollón

interracial jovencitas- En mi nuevo trabajo conocí a un chico negro enorme, que sólo de imaginarme como tendría la polla se me mojaba el coño por completo… Después de muchos meses de “pico y pala” conseguí ligármelo y llevármelo a casa, donde pude comprobar y disfrutar con su enorme pollón.

Nos montamos una orgía por aburrimiento

orgias con jovencitas- Estábamos unas amigas en casa viendo la tele muy aburridas, cuando a una se le ocurrió la idea de llamar a unos amigos directamente para montarnos una orgía… Al principio la tratamos como una loca, pero luego la idea nos fue gustando más y más, hasta que terminamos haciéndolo realidad y follando todos en grupo.

Mi compañera de piso me hizo bisexual

lesbianas jovencitas- A decir verdad, nunca había tenido curiosidad por probar el sexo lésbico, pero desde que vivo con mi actual compañera de piso y supongo que debido a lo guapa que es, me he convertido en una chica bisexual a la que no le importa follar con su compañera o con cualquier chico que me guste.