Categoría: Desvirgadas

Mi primer anal fue mejor de lo esperado

desvirgada anal- La verdad, es que cuando mi novio me propuso hacer sexo anal, me entró mucho miedo… jamas había probado esta práctica sexual y me daba un poco de respeto. Pero cuando sentí por primera vez la polla de mi chico penetrando mi culito, me gustó tanto, que ahora sòlo pienso en hacerlo por la “puerta de atrás”. Es uno de los mayores placeres que he tenido jamas en el sexo.

La primera vez que me dan por el culo

jovencitas desvirgadas- Por fin me he atrevido a tener sexo anal, la verdad, es que siempre me ha dado mucho respeto, pero como mi novio no paraba de insistir, decidí dejarme dar por el culo, y para mi sorpresa tengo que reconocer que me ha encantado. Al principio me dolió un poco, pero pronto me di cuenta que el sexo anal es mi nueva pasión xD.

Morenita desvirgada analmente

desvirgadas jovencitas- Esta pobre jovencita no se esperaba que en uno de sus primeros encuentros sexuales con su chico, fuera a terminar sufriendo su primera follada anal. Y aunque al principio parece que lo pasa bastante mal, poco a poco la muy zorra acaba gozando del sexo anal más duro.

Su primer trío y su primer anal

jovencitas desvirgadas- Lo de esta jovencita en este video se puede considerar como la pérdida de la virginidad de su culito y también de su primera vez con dos chicos. Y es que a pesar de lo joven que es, la muy golfa se ha animado por primera vez a tener sexo con dos chicos a la vez y recibir su primera enculada en una misma follada. Sin duda alguna, toda una valiente.

La primera vez que le dan por el culo

jovencitas desvirgadas- Nunca me había atrevido a probar el sexo anal, pero después de que mi chico insistiera un poco, finalmente accedí a ser desvirgada por el culo. La verdad, es que me sorprendio gratamente, me esperaba que lo iba a pasar mal, y acabe disfrutando como si llevara toda la vida teniendo sexo anal.

Mi primera experiencia con el sexo anal

jovencitas anal- Siempre había tenido mucho miedo al sexo anal, todas mis amigas me habían comentado que al principio es un poco doloroso, pero después es bastante placentero. Así que cuando llegó el día estaba bastante temerosa por el posible dolor, pero mi sorpresa fue mayúscula cuando mi chico me penetró una y otra vez mi ojete y lejos de darme dolor, lo único que tuve fueron orgasmos unos detrás de otros.