Categoría: Lesbianas

Aprovecha cuando duermo para comerme el coño

jovencitas lesbianas- Mi compañera de piso está muy salida, es bisexual y necesita tener sexo a diario… y encima, como tenga un mal día en la facultad y no se acueste con ningún chico, aparece por sorpresa en mi habitación a comerme el coño mientras yo estoy dormida.

Me mete su puño entero por el culo

jovencitas lesbianas- No somos pareja, somos follamigas y solemos quedar varias veces a la semana para follar juntas.
Lo que más nos gusta a las dos es el sexo duro, y nos encanta masturbarnos mutuamente el culo metiéndonos el puño hasta el fondo.

Nuestra primera experiencia lésbica

jovencitas lesbianas- Creo que ni ella ni yo nos consideramos lesbianas, pero si que ambas teníamos mucho interés en tener un encuentro lésbico. Así que aprovechamos una aburrida tarde en casa, para tumbarnos sobre la cama y disfrutar de nuestra primera vez juntas.

Me deja el culo abierto metiéndome su puño

jovencitas lesbianas- La verdad, es que tengo mucha suerte de tener una vecina lesbianas que además es muy guapa… gracias a ella, cuando estoy sola en casa siempre se viene para tener sexo duro conmigo. La última vez me metió su puño en el culo de tal manera, que acabé con el ano dilatado al máximo.

Así de bien me lo paso con mi mejor amiga

jovencitas lesbianas- Con un gran consolador arnés, mi mejor amiga y yo nos lo pasamos en grande durante horas y horas… no necesitamos a un hombre para tener orgasmos, con este gigante dildo es más que suficiente para corremos diariamente follándonos por el coño.

Pasamos buenos ratos las tres juntas

jovencitas lesbianas- Las tres tenemos nuestras respectivas parejas desde hace algunos años, pero aún así, los fines de semana cuando ellos se van al fútbol, nosotras nos quedamos tranquilitas en casa disfrutando de la naturaleza y teniendo buenos ratos de sexo entre nosotras.

Mi amiga y yo nos masturbamos mutuamente

jovencitas lesbianas- Cuando nuestros novios nos dejan solas en casa para ir al fútbol, nosotras aprovechamos la tarde en darnos placer mutuamente. Por supuesto, nuestras parejas no saben nada y espero que sea así durante mucho tiempo, ya que los orgasmos que tengo con mi mejor amiga, no los tengo con nadie.

Sexo en la escuela con mi compañera de clase

jovencitas lesbianas- Mi compañera de clase y yo nos quedamos a solas en el aula cuando terminó la jornada escolar para adelantar trabajo y hacer los deberes juntas. El caso fue que mientras estábamos en la pizarra, a las dos nos entraron ganas de follar y sin pensar en las consecuencias, nos quitamos el uniforme de la escuela y nos comimos el coño mutuamente sobre la mesa del profesor.